Uncategorized

Ferroviarias Andina y Oriental de Bolivia apuestan por ampliar internacionalización de sus servicios

Las ferroviarias bolivianas Oriental y Andina desarrollan estrategias para potenciar el envío de cargas bolivianas hacia terminales portuarios ubicados en Chile, Perú y Argentina, según indicó Página Siete.

La primera opera en Santa Cruz y transporta mayoritariamente soja, y la segunda que trabaja en los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, traslada minerales, desde los yacimientos mineros hasta puertos chilenos en su mayoría.

La Oriental que en el último año transportó 2,4 millones de toneladas, se propone trasladar cuatro millones el 2025, pues los mercados de soja, úrea, cloruro de potasio, además de otros productos, son la base de la proyección.

En tanto que la Andina transportó 1,1 millones de toneladas en 2018 y pretende movilizar en los próximos años una cantidad similar hacia al puerto de Arica (Chile) y a la población argentina de La Quiaca, norte del vecino país, además al puerto de Matarani (Perú).

Respecto a este último punto, la gerente general de Ferroviaria Andina, Cynthia Aramayo dijo que se propone internacionalizar sus servicios. Para ello se propone trasladar minerales al puerto de Arica, para lo que se necesitará que la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE) de Chile debe superar algunas “limitaciones”. Dicha operación tendría una proyección de transportar 350.000 toneladas de minerales a ese puerto, pero se tiene que garantizar que los vagones no vuelvan vacíos, lo que supondría una pérdida.

Asimismo recordó que en 2016 se suscribió un convenio con la Gobernación de Jujuy- Argentina- y ahora se pretende reactivarlo para que la localidad argentina de La Quiaca se convierta en una estación de transferencia de carga, lo que supondría que el tren boliviano -pasando por Villazón- ingrese a territorio del vecino país para recoger la carga con destino a mercados bolivianos, pero de salida se prevé exportar productos como urea, cloruro de potasio, procedente de Uyuni, cemento, entre otros.

En cuanto, a Perú descartó el uso del puerto de Ilo, ya que señaló que este terminal no permite movilizar grandes cantidades de minerales, pero sí los mineros en Bolivia han puesto la mira en el puerto de Matarani para salir por allí a los países de ultramar.

Operaciones por el Océano Atlántico

Mientras que el gerente general de la Ferroviaria Oriental, Ricardo Fernández, explicó que la compañía pretende constituirse en el medio de transporte de la carga boliviana, principalmente de los productores de soja, urea, cemento y acero.

El ejecutivo indicó que en todos los casos la producción está en aumento y dijo que como empresas movilizan carga hacia terminales internacionales que conectan con el Atlántico: granos y aceite a Puerto Aguirre y de ahí por la Hidrovía Paraná-Paraguay-Uruguay hacia el Atlántico; cemento y acero a Corumbá (Brasil).

Además, afirmó que para ganar “tiempo muerto” se adquirió un espacio en Puerto Rosario (Argentina) para que la carga boliviana tenga prioridad, pues debido a que es menor con relación a lo que exporta el vecino país, no merece atención oportuna de las grandes naves.

Soluciones logísticas

Tanto ferroviaria Oriental como Andina no solo transportan carga, incursionaron en el servicio de soluciones logísticas: ofrecen a sus clientes transporte, transferencia –de tren a camión y de tren a barcazas o viceversa–, almacenaje y distribución o entrega.

Fernández, sostuvo que la “nueva visión” de Ferroviaria Oriental “empezó hace unos años para pasar de empresa de transporte ferroviario de carga a una empresa logística que implica transporte de carga por ferrocarril, camión y barcaza; es un servicio de puerta a puerta para nuestros clientes y solución concreta a sus necesidades”.

Anticipó que la empresa que dirige pretende brindar soluciones concretas en alianza con el transporte de camiones en una especie de “combinación bimodal” para que la movilización de la carga sea oportuna y cada vez con menores costos.

La misma incursión fue relatada por Aramayo: “Trabajamos bajo la modalidad de transporte bimodal, recogemos la carga del cliente en su centro de producción, los transportamos a nuestros centros de transferencia, de donde son trasladados en camiones a las puertas de los clientes; si es necesario hacer otra transferencia, se hace”, precisó.