Noticias Carlos Gill

Con intensivos planes de inversión, Ferroviaria Andina y Ferroviaria Oriental encaran proceso de modernización

La Empresa Ferroviaria Andina y Ferroviaria Oriental vienen desarrollando en los últimos años intensivos planes de inversión como parte de un proceso de modernización para mejorar la competitividad de la logística por ferrocarril y mejorar el comercio exterior boliviano.

En el caso de la Ferroviaria Oriental, se han invertido en el periodo 2010 – 2018 alrededor de 148 millones de dólares, en la ampliación de su parque de vagones, en el mejoramiento de las vías férreas, en la mejora y compra de locomotoras y en el área de logística y telecomunicaciones.

En cuanto a locomotoras, la empresa ha incrementado la cantidad de locomotoras en 40%, vale decir de 25 unidades en el año 2010 a 35 unidades para este año y de 900 a 1.500 vagones, vale decir 67%, en el mismo periodo. Los vagones se fabrican en la empresa Bromber, ubicada en Santa Cruz de la Sierra y de la cual Ferroviaria Oriental es accionista.

Con relación a la carga transportada, el año 2018 Ferroviaria Oriental ha transportado 2,4 millones de toneladas y proyecta incrementar este indicador a 4 millones de toneladas anuales para el año 2025.

Los principales productos y volúmenes que transportó en 2018 fueron: soya 811 mil toneladas; combustibles, 370 mil toneladas; acero, 227.000; úrea, 226 mil toneladas; cemento, 430 mil toneladas y cloruro de potasio, 2.200 toneladas.

Ferroviaria Oriental se ha enfocado en tomar un nuevo rol que es la provisión de soluciones logísticas y no sólo transporte de carga. En ese sentido está invirtiendo en terminales de transferencia de carga, en Santa Cruz, Montero y en Corumbá (Brasil) y optimizar el manejo logístico del Puerto Continental, operado por su subsidiaria Sapcon, que se encarga de gestionar la carga de granos y aceite de soya.

Andina

Ferroviaria Andina ha invertido en su modernización y mejora general un total de 38 millones de dólares sólo en los últimos 4 años: 16 millones en la adquisición de locomotoras SALI, especialmente diseñadas para operar a grandes altitudes (y también a nivel del mar), con mayor velocidad y mayor capacidad de arrastre de carga. Actualmente la empresa cuenta con 14 locomotoras.

Asimismo, ha invertido 10 millones de dólares en mejoras de las vías férreas, 6 millones en mejoras de sus locomotoras actuales; 2,7 en la incorporación de más vagones (en la actualidad cuenta con 723 vagones); 1,2 millones en la modernización de oficinas y estaciones y 1,9 millones de dólares en otras inversiones.

Los principales productos y volúmenes que transportó Ferroviaria Andina en 2018 son minerales,  329 mil toneladas; clínker y cemento, 142 mil toneladas; ulexita, 38 mil toneladas y productos agrícolas.

Como proyectos futuros también desarrollará servicios de logística integral y encarar la internacionalización de la compañía con el desarrollo del ramal Visviri-Arica; con ello se estima incrementar la carga transportada en 350 mil toneladas anuales. Asimismo, en el mediano plazo pondrá en marcha un centro logístico en La Quica, Argentina, con lo que se prevé aumentar la carga en 80 mil toneladas por año.

Los próximos planes de inversiones se refieren a construir tres nuevos centros de distribución logística dentro de Bolivia con capacidad para 50.000 toneladas adicionales, con una inversión de 1,1 millones de dólares, lo cual incrementará el espacio de almacenamiento y gestión de carga de 16.500 a 53.200 metros cuadrados.

También prevé incrementar el parque remolcado en un 30%, con una inversión de 13 millones de dólares y continuar la política de inversión en reparación de vía y de infraestructura física invirtiendo 20 millones de dólares para los próximos 5 años.